Un Nombre. Segundo capítulo de Varas de sauce.

feral-kid

 

 

 

2.Un nombre

Luca y los demás buscan un nombre del agrado de su nuevo amigo

 

–¿Cómo te llamas? –preguntó Luca, temerosa.

El muchacho no contestó, a cambio dió un paso atrás, como preparándose para salir huyendo. Era delgado y anguloso, pero se movía como un animal salvaje, o eso le pareció

–No tengas miedo –dijo Ronna y señaló el agua–. ¿Quieres venir a bañarte?

El muchacho avanzó unos pasos pero se detuvo indeciso. Poco a poco extendió un brazo, y con una uña negra y sucia señaló a la horquilla del árbol.

–¿Quieres jugar? ¿Quieres lanzarte con la cuerda? –dijo Luca, contenta de entenderse con el extraño muchacho.

El niño pareció recordar algo y asintió moviendo la cabeza de una forma tan exagerada que Set estalló en carcajadas. No forma de averiguar qué le haría gracia a su hermano. Al parecer también había olvidado la promesa de que nadie más saltaría con la cuerda.

El muchacho trepó, agarró la soga con ambas manos y saltó, dio una voltereta en el aire y cayó sin apenas salpicar, zambulléndose en las aguas. Algo decepcionada lo buscó con la mirada hasta que oyó algo salir del agua cerca de la presa.

Había buceado por todo el fondo, unos veinte o treinta codos. Sus ropas y cabellos estaban empapados y trató de sacudirse como un perro, con el único resultado de hacer reír de nuevo a Set.

–¿Cómo te llamas? –Insistió Luca–. No me has respondido cuando te he preguntado –dijo algo decepcionada.

–El muchacho se encogió de hombros como única respuesta.

–¿No tienes nombre? –dijo Set–. ¿Entonces cómo te llaman tus padres?

–¿Y si no tiene nombre, renacuajo? –dijo Luca–. Es huérfano. ¿No ves como vá de sucio?

–¿Y si le ponemos nombre nosotras? –dijo Ronna.

–Vale –dijo Luca pensando qué nombre elegiría ella de poder elegir–. pero a él le tiene que gustar –añadió.

 

El muchacho, de algún modo parecía dispuesto a colaborar, así que todos empezaron a decir nombres. Puede que quizá no muy buenos, pero nombres que conocían, al fin y al cabo.

–Humbert –dijo Set entre risitas, pues era un hombre que decía muchas palabrotas. El tonto de su hermano…

–Plunio –dijo Luca, acordándose del viejo que fabricaba silbatos con forma de pájaro como el que había roto unos días atrás..

–Harad –dijo Dan pensando en los cuentos de su madre, Olenna.

–Aghnobar –dijo Ronna pensando en un nombre que había mencionado el profesor Naaven y que le había hecho gracia

–Mika –dijo Set acordándose de su amigo.

–Greg –dijo Luca, el nombre de su padre.

–Roble –dijo Dan distraído mirando los árboles.

–Amarillo –dijo Set, como su color favorito.

–Izkail –dijo Ronna sin pensar.

–¡Ala! ¡Que nombre más feo! –se burló Dan, cansado del juego–. Solo lo has dicho porque así se llama ese Lobo que te gusta.

–Chicos… –intentó intervenir Luca ¿Nadie más lo había visto?.

–No me gusta –dijo Ronna irritada–. Es muy viejo… Y muy… feo… Solo estás enfadado porque a tí no te trae caramelos de Jarabe de Siccoro.

–¿Y por qué razón ese Lobo los trae solo para ti eh?

–¡Chss! ¡Callaos! –dijo Luca casi gritando, esos dos volvían a enzarzarse en una de sus estúpidas disputas–. ¡Algo que has dicho le ha gustado!

–¿El qué? –dijo Ronna aventurando–. ¿Caramelo? ¿Jarabe? ¿Siccoro?… ¿Lobo?

Luca lo volvió a ver, una especie de brillo en sus ojos. El muchacho afirmaba con ese gesto tan exagerado, que Set se tiró al suelo para enfatizar. Luca dijo, como disculpándose:

–Es un niño muy dramático.

Eso los llevó otros cinco minutos de lágrimas y risas histéricas a las que, por imitación, se les unió el muchacho al que, obviamente, habían llamado Lobo por unanimidad sin necesidad de levantar manos. Sin embargo, de  pronto se puso en pie y salió huyendo bosque através. Luca enseguida comprendió a qué se debía. Sus padres, y las madres de Ronna y Dan bajaban por el camino. El sol ya se había puesto tras las montañas. Era la hora de la cena y la tarde se les había pasado volando.

–¡Oh no! –dijo Ronna–. Se supone que estoy castigada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s