Orden dentro del caos… o Caos dentro del orden

Para mí, planificar una novela capítulo a capítulo de principio a fin es perder el tiempo. Mi escaleta principal consiste en una idea, el desarrollo general, algunos personajes principales y final. luego hago por cada capítulo una escaleta con los puntos principales y luego no le  hago demasiado caso, si me ciño del todo no me sale, se convierte en un rellenapaginas que no me convence y tengo que volver a retroceder para darle un nuevo enfoque.

Muchas veces además los personajes hacen de las suyas, revelan un secreto que aún no toca o hacen algo que me trastoca completamente la trama del capítulo y por contra, del siguiente. Me considero más escritor de brújula que de mapa, pero sin mapa no puedo orientarme solo con la brújula y sin brújula no soy capaz de avanzar por el mapa. La corrección la prefiero hacer antes de cada sesión de escritura sobre el material de la sesión anterior, así refresco conceptos, elimino cosas innecesarias (Considero que siempre hay que dejar reposar el texto un poco antes de corregir) añado información y descripciones que he podido obviar y continuo. A veces guiándome por la escaleta, a veces reescribiéndola, pues cuesta menos reescribir una escaleta que un texto. Para escribir borradores prefiero hacerlo a mano, pues si escribo a ordenador estoy volviendo continuamente a corregir palabras que no he escrito bien, lo cual me rompe el ritmo. Además es más fácil añadir correcciones, pudiendo ver además el texto original, pues a veces corriges la construcción de una frase y más tarde te das cuenta que en la forma original igual era basta e imprecisa pero expresaba mejor la idea clave que la corrección.

Los personajes suelen nacer a partir de una idea y una personalidad pero también hay que tener cuidado con ellos. Cobran vida propia y evolucionan por su cuenta. Prefiero dejar que crezcan por si solos porque no se los puede atar en corto o acaban portándose como robots sin alma y  lo que es peor, sin carisma. Muchas veces hago bocetos para que sean ellos mismos quienes me digan cómo son. En cuanto al worldbuilding, creo que es a lo que dedico más tiempo, igual no con el bolígrafo en la mano pero si con la mente puesta en otro mundo. La creación del mundo se parece a los personajes en que también evolucionan y hay que conocerlos. Para mí es mas descubrirlo que crearlo, y no conozco mejor modo de descubrirlo que enviar a personajes independientes, “Exploradores” que te cuenten como es, sin riesgo de que lo que les pase afecte a la trama del mismo modo que en el Age of Empires explorabas el mapa con una oveja (Lo que hacen a veces los jodidos personajes oveja es que dan pié a otras tramas, solucionan problemas que no tenían solución o crean conflictos nuevos. Lo cual tampoco es malo)

Cada escritor es un mundo, lo que a mi me funciona para otro puede ser una carencia de planificación inasumible o ser demasiado estricto como para poder “nadar” libremente por las procelosas (o calmas, si no hay inspiración) aguas de la imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s