Las ciudades de los muertos. Reto ELDE nº5

desert-790640_960_720

“Usa la frase: “En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos” para hacer una composición creativa.”

En el oeste se encuentran las ciudades de los muertos –dijo Feimos consultando el mapa.

–¿Ciudades de los muertos? –preguntó Damal extrañado.

–Si. Restos de lo que fueron Adhabkros e Ibthahar, dos de las ciudades del antiguo Imperio Medio, pero no es allí donde vamos. Cuando abandonemos este oasis nos dirigiremos al sur. Debemos seguir subiendo hacia la meseta de Yogsuggah. Es importante que llenemos todos los odres que podamos, no sé cuánto tardaremos en encontrar el lugar exacto.

El agua que emergía entre las rocas del barranco estaba sorprendentemente fresca y solo sabía ligeramente a tierra. Damal contempló la escasa vegetación que crecía en torno al manantial antes de que el cauce de este se perdiera devorado por las arenas. ¿De verdad alguna vez toda esa porción de desierto había estado habitada? Costaba imaginarlo.

Y sin embargo durante el camino habían visto restos de muros horadados y carcomidos por el tórrido y abrasivo viento del desierto, pedazos de pavimento que la arena no cubría y un pozo sin pretil que las dunas aún no habían colmatado del todo.

–¿Qué les pasó a los habitantes de esas ciudades?

Feimos alzó una ceja. Aún tenía la barba húmeda de haber estado bebiendo.

–¿No lo sabes? ¿No has oído hablar del gran hundimiento?

–Me temo que no.

–Digamos que los Malabdhares, los habitantes del imperio medio, molestaron a “cosas” que no deberían ser molestadas, dejando claro que no aprendieron nada de la caída del imperio antiguo. Un cataclismo hundió la mayor parte de su país, las ciudades más importantes y casi toda su costa. El imperio se disgregó y las pocas ciudades que quedaron sin cubrir por las olas se vieron aisladas.

Damal le preguntó qué eran esas cosas que no debían ser molestadas, pero Feimos, pipa en mano y envuelto en un Shají Bhêleg, tenía la mirada perdida en la espectacular puesta de sol y no le hizo ningún caso.

Con los últimos rayos de luz, las ciudades de los muertos parecieron acercarse y levantarse fantasmalmente de entre las dunas. Mientras las sombras se alargaban y la temperatura descendía, el polvo arrastrado por las últimas corrientes de aire dejó entrever los muros, torres, plazas y columnas entre los cuales parecía danzar, formando figuras en las que la mente dibujaba imágenes inquietantes. Damal tuvo un pensamiento que no parecía del todo suyo.¿Los muertos que daban nombre a esas ciudades seguían allí de algún modo?

Anuncios

2 comentarios en “Las ciudades de los muertos. Reto ELDE nº5

  1. Muy bueno. Detrás de este corto texto hay todo un esfuerzo de worldbuilding apenas mostrado que deja con ganas de saber más, pese a aclarar bastante lo que pasó .
    PS: Genial lo de utilizar la frase al principio… si hay que hacerlo, cuanto antes mejor 😀 😀 😀

    Me gusta

    1. Gracias! Hay un gran esfuerzo de worldbuilding, principalmente, porque es el mundo donde se sitúa mi novela La vara de serbal. Es puro trasfondo con mínima importancia en la trama del libro y el relato me sirve como excusa para mostrarlo. No descarto que varios de los relatos siguientes también se sitúen en el mismo mundo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s