El Wyrm

Orodruin111

Muy adentro del Bahel, más allá de la meseta de Yogsuggah, discurre el Riff, un barranco inmenso, un corte en el terreno que parte en dos el desierto de este a oeste durante cientos o miles de leguas.  Los Bhêleg, los nómadas que habitan esas áridas tierras, jamás han atravesado esa línea, pues conocen muy bien lo que hay más allá. Sus tradiciones, transmitidas de generación en generación dicen que el Hechicero levantó esa barrera para proteger su reino. Dicen que desde un lugar determinado del barranco, si el día está claro, lo cual en el desierto es un regalo poco habitual, se puede ver el Wyrm allá en la distancia. Sigue leyendo

El hombre sin sombrero.

wheelchair-567811_960_720

Da voz a los recuerdos y ofrece una solución en forma de historia para un personaje que pierde la memoria cada día.

El hombre despertó. Era una sala blanca, a su lado había un anciano con la mirada perdida que babeaba sin remedio. ¿Como he llegado aquí? Se preguntó vagamente. Llegó un enfermero alto y pelirrojo y se dispuso a atenderlo, le limpió la boca y lo subió a una silla de ruedas. Sigue leyendo

Adiós, valiente. Reto ELDE 6

dog-1824210_960_720

Describe una escena de un relato pensando en una fecha significativa para ti y traslada esas emociones a tus personajes.

Aún contigo, recordé aquel momento, años atrás en que tuve que decirle adiós a otro amigo. Duele igual, pase las veces que pase. Acaricio tu cabeza huesuda, me pareciste feo la primera vez que te vi, y también dabas algo de miedo. Esas heridas abiertas que no te acababan de curar y la historia que había detrás de tu tierna mirada. ¿Cómo podía ser tan noble y cariñoso alguien que lo había pasado tan mal? Tenías miedo a otros perros cuando deberías haber tenido miedo de los humanos que te obligaron a hacer todo ello. ¿Mataste alguna vez? No me importa y no quiero saberlo, solo sé que me has querido y solo puedo decirte adiós. Sigue leyendo

Esta noche, en Sala sepulcro… Reto III El Libro del Escritor.

wallpapers_de_lovecraft_03

–Hola, buenas noches queridos radioyentes. Hoy, como siempre a esta hora en Sala Sepulcro, tenemos a un invitado especial, bueno, en este caso invitada. Puede que su nombre no les suene de nada y como además a nuestra invitada no le hace mucha gracia que lo desvelemos no lo diré, je je. Pero estoy seguro de que sí que conocen a su alter-ego. Con todos ustedes: ¡Chica estaca!. Sigue leyendo

Reto ELDE. Primer relato: El vestido rojo.

background-1241207_960_720

 

La verdad es que esperaba mucho menos de aquella nochevieja pero realmente fue algo impresionante. Me esperaba una noche solo, en un bar de pachangueo, ciego como un topo y borracho como un piojo, esperando ese momento tan agridulce que es el desayunar churros con chocolate.

Días después me di cuenta de que obviamente no llegue a los churros de Angelita, y a decir verdad, no los eché de menos. Sigue leyendo